Los seres humanos a inicios del Pleistoceno medio explotaron una gran variedad de recursos.

Un nuevo trabajo publicado en Quaternary Science Reviews ha revisado el material lítico recuperado en el yacimiento achelense de La Noira, en la región central de Francia. El estudio de las marcas de uso de las herramientas y de los residuos hallados en las mismas aporta datos interesantes para conocer un poco mejor el comportamiento de los seres humanos a inicios del pleistoceno medio en el noroeste de Europa.

A pesar de la escasez de yacimientos de inicios del Pleisticeno medio (período entre 700-500 ka bp), el consenso actual de los investigadores sugiere que los seres humanos de esta época fueron poblando y despoblando diferentes áreas en función de las fluctuaciones climáticas. De este modo, las zonas del norte de Europa se poblaban cuando las condiciones climáticas eran más favorables.

Durante este tiempo de transición de finales del Pleistoceno inferior a inicios del Pleistoceno medio, van a ir generalizándose los elementos líticos bifaciales en el continente europeo y técnicas más complejas de descamación de los núcleos.


Figura 6: PLoS One 2013. DOI: 10.1371/journal.pone.0075529

El sitio de La Noira, datado en unos 700.000 años de antigüedad, está ubicado a lo largo de la ribera del río Cher, un afluente del Loira; en esta zona había una gran concentración de bloques de piedra silicificadas resultantes de la alta concentración de sílice de caliza lacustre a través de un proceso de diagénesis.

Los seres humanos recogieron estos bloques de piedra para elaborar sus herramientas bifaciales (grandes herramientas de corte y cuchillos) bien desarrolladas; hay igualmente muchos desechos líticos sin retocar. 

El análisis microscópico de las herramientas ha permitido establecer que los seres humanos del Pleistoceno medio explotaron una amplia gama de recursos (plantas, madera, animales y posiblemente peces y aves).

Las huellas de uso revelan así una estrategia económica variada, en la que la industria lítica del sitio fue utilizada para descarnar animales, pájaros (se han encontrado plumas), peces, corteza de árboles, trabajo de la piel, etc...

En cuanto al aprovechamiento de la materia prima, destacar que los bifaces sin retocar o inacabados se usaron para las mismas tareas que los bifaces completamente terminados.

Se concluye igualmente que el sitio de La Noira sirvió no sólo como un taller lítico como se había interpretado en anteriores trabajos, sino que fue utilizado como una base de operaciones relacionadas con distintas actividades de búsqueda de alimento.

La comparación con otros sitios contemporáneos europeos ha llevado a los investigadores a comentar que los seres humanos a inicios del Pleistoceno medio europeo tenían un conocimiento medioambiental local detallado, y podían adaptarse a una amplia gama de entornos, incluidos el frío, el templado y el mediterráneo.

Este trabajo me lleva a recordar que a inicios del Pleistoceno medio también en el Próximo Oriente el yacimiento de Gesher Benot Ya´Aqov igualmente aporta interesantes patrones de la economía y comportamiento de los seres humanos. Los datos que observamos en el yacimiento del Próximo Oriente presenta similitudes con La Noira en relación al aprovechamiento de recursos, ya que los seres humanos del yacimiento situado entre el sur de Siria y el norte de Israel basaron su economía en una dieta diversificada con pescado, vegetales y carne.

Fuentes:


- Early Evidence of Acheulean Settlement in Northwestern Europe - La Noira Site, a 700 000 Year-Old Occupation in the Center of France.


Comentarios

Debate-Comentarios