Ir al contenido principal

El Taumatropo magdaleniense de Laugerie Basse

Los rodetes, discos o placas circulares han sido uno de los instrumentos en hueso que más debate han generado entre los arqueólogos a la hora de determinar su funcionalidad. Estos objetos son típicos del período magdaleniense medio y se localizan en el área franco-cantábrica; están elaborados sobre huesos planos (escápulas) y serían discos de pocos centímetros  de diámetro (entre 3 y 5 centímetros) que presentan una perforación en el centro, y motivos decorativos en sus dos caras (bien representaciones de animales o bien motivos geométricos).


Rodete de Laugerie Basse (vista de las dos caras)

Se han propuesto varias teorías sobre su uso: podrían ser desde botones, colgantes de adorno, restos de instrumentos musicales (parte de un sistro o platillos que emitirían sonido al chocar unos contra otros cuando estuvieran ensartados a un vástago), o bien taumatropos, que serían discos con imágenes en sus dos caras que al girar rápidamente debido al movimiento de cuerdas que lo atraviesan por la perforación generan una ilusión óptica.

Como curiosidad, comentar que el taumatropo lo inventó John Ayrton en el año 1824. Si la función de estos rodetes es la de generar la ilusión del movimiento, estaríamos ante un invento paleolítico que dejó de utilizarse y cayó en el olvido hasta el siglo XIX.

El investigador Marc Azéma propuso en un artículo publicado en Antiquity en 2012 teorías sobre la representación del movimiento en el arte paleolítico; defendía que en determinadas pinturas se apreciaban imágenes superpuestas que representan distintas secuencias del movimiento del animal que a la luz y movimiento de las antorchas podrían sugerir un principio de animación cinematográfica; también proponía, a partir del análisis del rodete de Laugerie Basse, que algunos discos paleolíticos tenían la función de taumatropo, es decir generar la ilusión del movimiento.





La imagen que se muestra a continuación es un gif animado que simula la ilusión del taumatropo de Laugerie Basse. Al hacer girar las cuerdas que atraviesan el orificio se generaría la ilusión del movimiento.



Es una hipótesis muy interesante; particularmente a mi siempre me habían parecido botones, lo cual tiene su lógica ya que en el magdaleniense proliferean en el registro arqueológico las agujas, lo que indicaría la práctica de la costura, y estos discos con perforaciones en el centro podrían encajar bien dentro de la actividad textil como botones para cerrar la ropa; pero tampoco tendría mucho sentido el hecho de que el botón estuviera decorado por las dos caras.

Como comentaba al principio, los rodetes son muy comunes en el registro arqueológico del magdaleniense en el área franco-cantábrica; quizás tuvieron más de una función, pero lo que es cierto es que el magdaleniense parece conformar una cultura muy homogénea en el aŕea mencionada, por lo que me inclino en una sola función de estos discos que bien podría ser la de taumatropo; la homogeneidad cultural contribuiría por difusión a la expansión de los taumatropos.


Fuentes:

- Laugerie Basse - Dons Maps -

- Las técnicas del movimiento en el arte paleolítico

- La marioneta de marfil de Brno (Moravia, 26.000 años).

- Manual de arte prehistórico, José Luis Sanchidrián.

Comentarios

  1. Para que actuasen con taumatropos las imagenes deberían estar alineadas al girar alrededor del eje horizontal ¿Es el caso? unicamente viendo el anverso y el reverso no puede saberse.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu artículo. A raíz de haber visto el documental de Marc Azéma, yo también he dado cabida en mi blog a este tema: http://losviajesdeaspasia.blogspot.com.es/2016/12/Taumatropos-Prehistoria.html

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, se pide respeto en los comentarios hacia las opiniones de todos, sin caer en la xenofobia, el racismo o cualquier otra manifestación de intolerancia. Entre todos podemos construir, debatir y aprender desde el respeto mutuo. Gracias!!

Entradas populares de este blog

El origen de Homo sapiens y su expansión por el continente africano parte 1: El registro fósil y arqueológico.

Inicio conjuntamente con Maju, autor del blog sobre Prehistoria, Arqueología y Genética "For what they were...we are", una serie de artículos sobre las rutas de expansión de Homo sapiens atendiendo al registro fósil, arqueológico y genético; la parte genética será obra en su totalidad de Maju, que ha tenido la amabilidad de colaborar en este blog para la elaboración de esta serie que iniciamos.






Running after Antelope- Ilustración de Adam Batchelor representando a los Hadza.


Si atendemos al registro fósil podemos concluir que el origen de Homo sapiens debemos situarlo en un período comprendido entre hace * 200 y 150.000 años; en este intervalo temporal aparecen una serie de fósiles en África que empiezan a presentar características físicas propias de la humanidad actual, dentro de un marco cultural conocido como Middle Stone Age.

Cazadores rápidos y precisos frente a cazadores por persistencia.

El pasado mes de enero conocimos dos estudios y hoy hemos conocido otro, los tres independientes pero que guardan relación con las estrategias y/o las aptitudes para la caza de las poblaciones de neandertales y sapiens.
Los tres estudios vienen a sugerir algo que es aceptado desde hace tiempo por la gran mayoría de los arqueólogos o investigadores: los neandertales cazaban “cuerpo a cuerpo” con lanzas pesadas y los humanos anatómicamente modernos utilizarían lanzas arrojadizas.

Pero ¿qué pasa con las evidencias que hay en el registro arqueológico sobre las armas arrojadizas de los neandertales?
Vamos a empezar por repasar estos tres estudios.
El primer estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Indiana y de la Universidad de Wyoming, en Estados Unidos, y publicado en la revista Evolution and Human Behavior. El trabajo, titulado “Human readiness to throw: the size–weight illusion is not an illusion when picking the best objects to throw” está firmado por Geoffr…

El sexo en la Edad de Piedra

Documental de la BBC incluido dentro de la serie "El sexo en la antigüedad", que consta de tres capítulos. En el primer capítulo se aborda el tema del comportamiento sexual de las personas que vivieron en la Edad de Piedra, y del origen de posibles mecanismos de regulación del comportamiento sexual en la sociedad, a partir de la interpretación del triple enterramiento de Dolni Vestonice, al cual dedicaré un post en los próximos días.



Ilustración de Libor Bálak

Sipnosis:


"Hace 26.000 años, en lo que ahora es la República Checa, tres jóvenes fueron enterrados en una única tumba. Habían sido ejecutados y los indicios apuntan a un crimen sexual. En este espacio examinaremos cómo llegaron a establecerse las primeras normas sobre el sexo y trazaremos una línea desde la República Checa hasta Turquía y luego hasta Skara Brae, frente a la costa de Escocia, para mostrar el desarrollo gradual de la institución sexual más famosa del mundo, el matrimonio. A lo largo del camino, descub…