10 marzo 2014

El procesamiento de vegetales (molienda y cocción) en las poblaciones de Neandertales y Sapiens.


Un nuevo estudio publicado en Journal of Human Evolution titulado "Plant foods and the dietary ecology of Neanderthals and early modern humans" se ha centrado, a partir del análisis de los residuos de almidón y fitolitos en los dientes y en la industria lítica recuperada, en comparar el consumo de alimentos de origen vegetal de las poblaciones de neandertales y sapiens.


En el trabajo se pone de manifiesto que los neandertales explotaban, a lo largo de su área geográfica ocupada, diversos recursos vegetales, incluyendo el lirio de agua, y diversas especies de gramíneas. En trabajos enteriores ya existían evidencias de residuos de plantas con sabor amargo en individuos neanderales, que casualmente en la actualidad se sabe que tienen ciertas propiedades medicinales como son  la alquilea y camomila. 

Es importante destacar que el análisis detallado revela la evidencia de la práctica de la cocción de algunas especies,  así como el procesamiento y la molienda de recursos vegetales.

Lo más interesante del trabajo es que se plantea que los neandertales explotaron sistemáticamente los recursos vegetales y que utilizaron la tecnología necesaria para el procesamiento de distintos tipos de plantas y la cocción para su consumo. Los autores abordan el tema de la falta de evidencias de instrumentos de molienda en contexto neandertal, y sugieren que la explicación puede ser que  o bien estos instrumentos son más difíciles de identificar en el contexto arqueológico, o bien los emplearon con menos frecuencia que Homo sapiens.

Este consumo de recursos vegetales no es incompatible con la práctica preferente de la caza mayor por las poblaciones neandertales; es posible que el contacto con Homo sapiens supusiera un aumento de la competencia por los recursos cárnicos e impulsara a los neandertales a buscar una mayor variedad de recursos vegetales, aunque (añado yo) no tiene por qué ser este el motivo del acceso a una dieta variada.

La cantidad de material recuperado en contextos del Paleolítico medio y superior eran similares e indican que tanto los neandertales como los humanos modernos explotaron especies similares. 

Los autores rechazan la idea de que los neandertales sólo se centraron en material vegetal previamente digerido por otras especies herbívoras. 

Otro trabajo publicado en PNAS, que analizó el sarro en los dientes de tres neandertales que murieron hace más de 35.000 años en Europa y Oriente Próximo mostró que, además de la carne de las grandes presas que capturaban, comían verduras y legumbres y sabían cocinarlos. Uno de los neandertales, encontrado en Shanidar, en el norte de Irak, había ingerido variedades salvajes de cebada, dátiles y legumbres. Los europeos, por su parte, habían diversificado su dieta carnívora con los tubérculos de una especie de flor acuática y unas semillas similares al sorgo (esmateria 24/08/13).

En PLOS One se publicó otro estudio en el que se daban a conocer los resultados del análisis de unos sedimientos con materia fecal de hace 50.000 años en el yacimiento de El Sal (Alicante); se hallaron restos de un compuesto derivado de la descomposición intestinal de las plantas, lo que demostraba que los neandertales complementaban su dieta con recursos vegetales (* actualización febrero 2015).

En el sueste de la Península Ibérica, en concreto en la Cueva del Niño, el análisis de los restos carpológicos recuperados en contexto del final del paleolítico medio revelaron que los neandertales explotaron los recursos vegetales de la zona; en concreto aparecieron ejemplares completos y fragmentos de endocarpo de fruto de la especie celtis spp.  Las drupas de celtis spp son comestibles, a pesar de que el hueso ocupa gran parte del fruto; además se sabe que entre otras propiedades y usos, las hojas secas y el fruto a medio madurar, o una decocción de ambos, tiene propiedades medicinales (* actualización febrero 2015).

El tema de la cocción de los vegetales es un tema muy interesante; al respecto se han planteado algunas hipótesis sobre el método utilizado para la cocción en el Paleolítico (me imagino que se pueden hacer extensibles tanto a neandertales como sapiens); algunos investigadores plantean la posibilidad de calentar piedras al fuego para posteriormente introducirlas en algún recipiente lleno de agua, ya sea de madera o elaborado con pieles. Podemos hacernos la idea en la foto de abajo; se pueden utilizar unos recipientes de madera llenos de agua, insertar piedras muy calientes y posteriormente hervir algunos alimentos.



Con algún artefacto o pala de madera, similar a la del Abric de Romaní asociada a los neandertales, se recogerían las piedras calientes para insertarlas en el recipiente de madera lleno de agua.


Reconstrucción de la pala de madera de  56.000 años de antigüedad a partir de sus restos carbonizados y fosilizados.



 En estos videos de supervivencia se puede ver la técnica de cocción basada en calentar piedras:







Otra fórmula curiosa la describe la escritora Jean M. Auel en su novela Los Cazadores de Mamuts, de la serie Hijos de la Tierra.

"En un hoyo grande, excavado cerca de un hogar, se pusieron brasas encendidas sobre una capa de cenizas acumuladas en el fondo. Sobre las brasas se volcó otra capa de estiércol de mamut seco y pulverizado. Encima, sustentado por un armazón, colocaron un gran cuero de mamut lleno de agua. Las brasas, que ardían lentamente bajo el estiércol, comenzaron a calentar el agua; cuando el estiércol prendió llama, su volumen se había consumido lo suficiente como para que el cuero ya no estuviera en contacto con él, sino colgado del armazón. El cuero transpiraba poco a poco, aunque ya estaba a punto de ebullición, y así se evitaba que el cuero ardiera. Cuando el combustible se consumió, se mantuvo el guiso hirviendo gracias al complemento de piedras del río,calentadas al rojo en el hogar, tarea de la que se encargaban algunos niños."





Ilustración de J. White representando a dos mujeres indias hirviendo caracoles en un hoyo.


En la fotografía de abajo, podemos ver un agujero excavado en el suelo lleno de brasas; sólo hay que construir un armazón de madera encima del hoyo, y dejar colgando algún recipiente con agua hecho a base de pieles para conseguir la cocción.




En la foto de abajo, un ejemplo de armazón de madera sobre el que se cuelga un recipiente; evidentemente hay que imaginar que en lugar del recipiente de la fotografía, tendríamos que situar uno elaborado con pieles, y el armazón se situaría encima de un hoyo excavado similar al de la fotografía de arriba, donde las llamas no consiguen la suficiente altura como para quemar el "recipiente de pieles".




Fuentes:

- Plant foods and the dietary ecology of Neanderthals and early modern humans

- Seeds, weeds and water lilies: Neanderthal and early modern human plant consumption

- Los neandertales consumían alimentos vegetales de igual manera que los primeros humanos modernos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se pide respeto en los comentarios hacia las opiniones de todos, sin caer en la xenofobia, el racismo o cualquier otra manifestación de intolerancia. Entre todos podemos construir, debatir y aprender desde el respeto mutuo. Gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...