Nuevos hallazgos demuestran que el aprovechamiento de las plumas de aves rapaces como ornamentos personales era una práctica habitual entre las poblaciones neandertales


Un nuevo trabajo de colaboración internacional publicado en PLosOne y titulado "Birds of a Feather: Neanderthal Exploitation of Raptors and Corvids" ha confirmado que la caza de aves rapaces y cuervos para aprovechar sus plumas era una práctica que se repetía sistemáticamente en distintas zonas geográficas entre las poblaciones neandertales.





El nuevo trabajo ha analizado restos de hasta 21 especies distintas de aves halladas en tres cuevas de Gibraltar. En varios de los restos de las aves han aparecido marcas de corte realizadas con herramientas que nos indicarían que las plumas fueron arrancadas. Debido al escaso valor nutritivo de las mismas, la interpretación más coherente es que se debieron utilizar como ornamentos personales o quizás para confeccionar trajes de plumas.

De los restos fósiles encontrados en las cuevas de Gorham, Ibex y Vanguard, 124 pertenecían a aves rapaces y cuervos; de esos restos hallados, 18 pertenecían a 7 distintas especies de aves y presentaban marcas de corte de herramientas que indican que las plumas fueron arrancadas, probablemente con una finalidad ornamental.




Las dataciones de los restos de Gibraltar parecen indicar una vez más que los neandertales ya utilizaban las plumas con un carácter ornamental antes de la llegada de los humanos anatómicamente modernos, por lo que no adoptaron estas prácticas por imitación, sino que ya era una práctica arraigada a su cultura.



 Cuevas de Vanguard y Gorham en Gibraltar

Los resultados de este trabajo podrían tener consideración de un hecho aislado si no fuera porque en la Grotta di Fumane, al norte de Italia, se hallaron en 2011 una gran concentración de fósiles de aves con marcas de corte en los huesos de las alas, lo que ya hizo sugerir que los neandertales extraían las plumas de las aves para utilizarlas como adorno personal o con algún otro sentido simbólico.





Aparecieron huesos de más de 22 especies de aves diferentes, lo que parece indicar que, dada la variedad cromática de las plumas de las aves, tal acumulación debió responder al simbolismo antes mencionado.





Que se sepa, las alas o plumas no presentan ningún valor nutritivo interesante, por lo que las marcas de corte en esta parte debe responder a la extracción de las plumas siguiendo un criterio estético, simbólico o de prestigio social dentro del grupo.

El hallazgo está asociado al último nivel musteriense del yacimiento, con unos 44.000 años de antigüedad, por lo que, a pesar de no existir restos humanos, se vincula claramente al hombre de neandertal.


Además, a partir de una serie de yacimientos, el mismo Grotta di Fumane, Combe-Grenal, Les Fieux, Pech de l'Azé IV, se cree que los neandertales también utilizaron las garras de águila como objeto de ornamentación personal y como herramientas.



El trabajo publicado en PLOSoNE, compara distintos yacimientos arqueológicos del paleolítico medio europeo de las zonas habitadas por los neandertales y se observa un patrón común a todos ellos:

- los restos de aves que aparecen con marcas de corte pertenecen a aves de presa tales como águilas o halcones, o bien a carroñeros tales como el buitre y el quebrantahuesos.

- Curiosamente todos tienen plumas oscuras, en el registro no aparecen aves con plumas blancas.



* En 2015 apareció un trabajo publicado en el que se daba a conocer ocho garras de águila de cola blanca halladas en el yacimiento de Kaprina con una datación de 130.000 años de antigüedad; las garras muestran marcas de corte suavizando el borde, así como marcas de pulido. Tres de la garras presentan muescas pequeñas en el mismo lugar. Los investigadores creen que estas garras seguramente formarían parte de un collar o pulsera.




La conocida asociación de la cueva de Kaprina a los neandertales y la antigüedad de las garras de águila no dejan lugar a dudas sobre la elaboración y utilización de elementos como ornamentación personal por parte de los neandertales, en fechas muy anteriores a la aparición de Homo sapiens en Europa.

* Más estudios han aparecido en relación a la utilización de garras de águila como objetos de ornamentación personal entre los neandertales; en fechas que rondan los 50 ka bp se han encontrado evidencias de la utilización de garras de águila como ornamentos en la Cueva de Río Secco, al noreste de Italia, y en Cueva Mandrin, en el valle medio del Ródano en Francia.


Imagen PLOS One Figura 7; los colores indican las marcas de corte de las garras de los distintos sitios europeos musterienses por encima de los tejidos orgánicos en los que han aparecido estas evidencias

* En la Península Ibérica tenemos en niveles chatelperronienses en Cova Foradada evidencias de marcas de corte de falanges de águila imperial ibérica que han sido igualmente interpretadas como resultado de cortar las garras del águila para ser utilizadas como objetos de ornamentación personal.

Imagen: The Châtelperronian Neandertals of Cova Foradada (Calafell, Spain) used Iberian Imperial Eagle phalanges for symbolic purposes.

Así que la intencionalidad de la caza de este tipo de aves con una finalidad distinta a la del consumo como alimento parece bastante evidente.





Fuentes:






















Comentarios

  1. Muy bien explicado y divulgativo. Creo que todo lo que dice el artículo de PLOS ONE lo has adaptado a un lenguaje muy didáctico y comprensible.
    Por cierto que voy a ir poco a poco preparando un post sobre este mismo tema para mi blog, repasando los aspectos más metodológicos con detalle, e introduciendo un par de detalles/críticas sobre aspectos que creo que los autores pasan muy por encima.

    ResponderEliminar
  2. Hola Millán, muchas gracias, me alegra que te haya gustado el post; estaré muy atento,como siempre, al post que prepares sobre el tema!!

    En cuanto a la noticia en sí, me ha parecido muy interesante también las reflexiones que hacen los autores sobre las distintas formas de manifestar o expresar las inquietudes "estéticas" o "artísticas" entre los neandertales y sapiens, aludiendo a la ausencia de arte rupestre que se pueda relacionar con los neandertales (...de momento... a la espera de las dataciones de Nerja).

    Pero la verdad es que parece una práctica, dada la repitición de las evidencias, arraigada y singular de la cultura neandertal.

    Por cierto, me fijé en las incorporaciones de evidencias arqueológicas que hace Roudier a lo largo de los volúmenes del comic ;)...también incluye las plumas!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. y para los sapiens indigenas americanos tambien

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, se pide respeto en los comentarios hacia las opiniones de todos, sin caer en la xenofobia, el racismo o cualquier otra manifestación de intolerancia. Entre todos podemos construir, debatir y aprender desde el respeto mutuo. Gracias!!

Debate-Comentarios