21 noviembre 2011

Un nuevo estudio propone que los neandertales fueron absorbidos por poblaciones de humanos modernos más numerosas.


Un nuevo estudio titulado “Modeling Human Ecodynamics and Biocultural Interactions in the Late Pleistocene of Western Eurasia” publicado  en la revista 'Human Ecology', firmado por Michael Burton, de la Universidad de Arizona, y Julien Riel Salvatore, de la Universidad de Colorado y autor del blog A Very Remote Period Indeed, propone un modelo que simula la evolución biológica y cultural de 1.500 generaciones basado en el análisis de los cambios en los patrones de movilidad de las  sociedades de cazadores-recolectores durante el Interglaciar Riss-Würm, y la última glaciación (un período comprendido entre hace unos 128.000 y 11.500 años). 



Según  este modelo, los neandertales, lejos de extinguirse, fueron en realidad absorbidos gradualmente por poblaciones de humanos modernos más numerosas.

Los investigadores utilizaron el registro arqueológico para analizar los cambios de la conducta humana en el Pleistoceno (126.000 - 10.000 BP) en  Eurasia occidental durante un período de 100.000 años, y en el equivalente a 1.500 generaciones de sociedades de  cazadores-recolectores (neandertales y sapiens). Se han aplicado modelos informáticos para determinar las consecuencias de la evolución de los cambios culturales y biológicos de estas poblaciones, que incluyen cómo los cambios en los movimientos de los humanos modernos y los neandertales hizo que interactuaran y se cruzaran unos con otros.

Mapa de asentamientos durante la Edad de Hielo. Los puntos azules son de 'Homo sapiens' . los rojos de neandertales y los amarillos de posibles hibridaciones entre ambos. | Human Ecology

Para centrar el tema principal del análisis, hay que recordar que con la llegada de la glaciación Würm, hace aproximadamente unos 110.000 años, los recursos empiezan a escasear, va a ser cada vez más difícil obtener recursos que permitan alimentar a una población. Es entonces cuando, debido a esta escasez de recursos, las sociedades de cazadores-recolectores van a tener que modificar su estrategia de “ocupación y uso del suelo”, su forma de explotar el territorio.

Hay que destacar que las sociedades de cazadores-recolectores conciben la movilidad como garantía de supervivencia, por lo que no se deja nada al azar, no se dan movimientos aleatorios, sino que por el contrario, el espacio es utilizado de forma cíclica y racional (Ana Belén Marín Arroyo, 2008).

Dentro de esta utilización racional del espacio o del territorio, tradicionalmente se reconocen dos formas o estrategias de explotación del mismo, es decir dos tipos de movilidad de estas sociedades:

- una movilidad residencial, que implica el cambio de ubicación del campamento base, es decir  los cazadores tienden a mover sus campamentos residenciales para explotar los recursos disponibles en diferentes momentos y lugares.

- una movilidad logística, que tiene como objetivo el aprovechamiento económico del entorno circundante a un asentamiento permanente; es  una estrategia en la que los campamentos se mueven con menos frecuencia y los grupos de cazadores hacen incursiones dirigidas a obtener recursos y regresar a los campamentos de base residencial.

La elección de una u otra estrategia de movilidad se determina en función de las características climáticas y de los recursos de una determinada zona y, por lo tanto, constituye el factor principal en la amplitud del territorio controlado o dominado por una sociedad de cazadores-recolectores.

El estudio propone que la escasez de recursos propiciada por la última glaciación, debió suponer que las sociedades de cazadores y recolectores tuvieran que recorrer mayores distancias para encontrar recursos (animales y vegetales) susceptibles de ser explotados, y que al aumentar las distancias recorridas, también debieron aumentar las probabilidades de encontrar en el camino a otras poblaciones de seres humanos. Con esto se justifica que los encuentros entre neandertales y humanos modernos debieron multiplicarse a lo largo de  1.500 generaciones, y que lo lógico es pensar  que ambas poblaciones terminaran por cooperar y fusionarse, o en este caso que una población con mayor número de individuos (humanos modernos) absorbiera a otra menor (neandertal). 

Los neandertales conocían el entorno que habitaban y habían demostrado saber adaptarse a él y buscar soluciones a lo largo de milenios, por lo que no se encontraban en situación de desventaja con respecto a los recién llegados, que por el contrario sí eran más numerosos.

A mayor extensión del espacio recorrido, hay una mayor red de contactos y posibilidades de fusión entre grupos, por lo que la conclusión final es que los neandertales fueron absorbidos gradualmente en la expansión de las poblaciones humanas modernas más numerosas.

En el mapa que muestran los autores con los yacimientos analizados, se muestran algunos de ellos que pertenecerían a poblaciones de híbridos, de sociedades que son el resultado de esa fusión entre ambas poblaciones (neandertales y sapiens); evidentemente este es un tema muy subjetivo y difícil de demostrar, ya que nunca se ha hallado en el mismo contexto los restos fósiles de humanos modernos y neandertales; por el contrario otros investigadores han propuesto que algunos restos fósiles presentan características comunes a ambas especies, y que por lo tanto podrían ser el resultado de un proceso de mezcla. 

La cultura material sugiere que se dan unos cambios en el registro arqueológico alrededor de hace unos 40.000 años que se pueden interpretar de diversas formas; unos interpretan una ruptura en el registro arqueológico debido a un reemplazo de poblaciones, otros lo interpretan como resultado de la evolución local de las poblaciones preexistentes y otros lo interpretan como el resultado de procesos de aculturación mutuos entre dos grupos de seres humanos con características cognitivas y tecnológicas similares.

Además, en la mayoría de los casos, es muy difícil vincular una industria o cultura a una población determinada debido a la falta de asociaciones de fósiles.

La genética nos dice que las poblaciones no africanas tenemos un pequeño rastro de genes neandertales (un 2% aproximadamente), y que además tenemos otro pequeño porcentaje de genes de poblaciones de seres humanos arcaicos.

Los autores defienden que originalmente las poblaciones de híbridos que habitarían el continente europeo, serían reemplazadas paulatinamente a lo largo de generaciones por otras procedentes de fuera, que harían que estas poblaciones se fueran diluyendo con el paso del tiempo.

El estudio ha recibido algunas críticas de voces muy importantes como la del genetista Carles Lalueza, quien ha expresado que los modelos teóricos “pueden decir una cosa y lo contrario", al tiempo que opina que “los neandertales se extinguieron de forma abrupta, ya que cuando otras especies de mamíferos hibridan, los rasgos de unos y otros no se atenúan, así que los humanos modernos estaríamos a medio camino de un neandertal".

Quiero agradecer a Maju que me pasara el estudio para echarle un vistazo; también señalar que el blog Neanderfollia ha criticado esta noticia y además ha ofrecido el enlace o otro blog en el que el propio Riel Salvatore  aclara algunos puntos sobre el modelo en cuestión.

Fuentes:

-  Modeling Human Ecodynamics and Biocultural Interactions in the Late Pleistocene of Western Eurasia, C. Michael Barton & Julien Riel-Salvatore & John M. Anderies & Gabriel Popescu.

Información complementaria sobre definición de patrones de movilidad:

3 comentarios:

  1. Que conste que estoy en radical desacuerdo, que creo que es, por mucho que se empeñen, una narrativa autocomplaciente que ni siquiera encaja bien con los hechos, notablemente el de que la mezcla con neandertales ocurrió seguramente 30 ó 40.000 años antes de lo que aquí se pretende explicar.

    Cuando os envié el estudio no lo había leído pero ahora sí y no parece haber ninguna evidencia nueva, sólo una narrativa autocomplaciente a través de un modelo que depende totalmente de las asunciones iniciales, que siempre pueden ser ajustadas a posteriori para que coincidan con el resultado deseado (o incluso a priori con un poco de astucia y autoengaño).

    Bastante decepcionante en mi opinión.

    ResponderEliminar
  2. Hola Maju, gracias por comentar y aportar!!

    A pesar de reconocer que tienes razón en que se manejan determinados hechos para hacerlos encajar en el conjunto del trabajo,
    a mi me ha parecido una explicación coherente; aunque tengo que admitir que desde el principio me ha sido difícil tratar el tema de una forma objetiva debido a que es justo lo que creo que sucedió, yo creo en este modelo; para mi, la teoría es perfecta; no hay que olvidar que se trata de una hipótesis, el trabajo no se presenta como una verdad absoluta.

    Ahora bien, en lo que coincido es que en la práctica está clarísimo que es muy difícil de demostrar este modelo, ya que efectivamente es muy subjetivo.

    - está claro que los episodios de mezcla debieron ocurrir en el P.O hace unos 100.000 años, y no en Europa, en principio.

    - El registro arqueológico de hace unos 40.000 años en Europa se puede interpretar de diversas maneras; yo creo en que las novedades o llamadas industrias de transición se deben a procesos de aculturación mutuos, o cooperación, aunque también se pueden deber a reemplazo de poblaciones o incluso a evolución local (chatelperroniense, por ejemplo).

    - Y siempre queda el tema de los híbridos famosos; en los comentarios del diario público hay alguno que me ha llamado la atención, o que me parece interesante en relación al tema de las poblaciones híbridas (quizás debido a mi ignorancia en estos temas genéticos); la primera es una opinión que rebate la crítica de Carles Lalueza apuntando que en el largo proceso de posible mezcla entre especies la aportación al pool genético de cada especie no tiene porque haber sido al 50%, y que tras milenios de coexistencia y mezcla no quedarían neandertales puros en Europa mientras que en los sucesivos milenios sí llegarían más poblaciones “puras” sapiens, con lo cual los genes neandertales pudieron perfectamente quedar muy diluidos en la especie actual”. Otros comentarios interesantes rechazan el hablar de los seres humanos que han habitado el planeta como especies distintas; abogan por distinguir lo genético de lo morfológico; el hecho de que en dos poblaciones se aprecien diferencias morfológicas no debe implicar que no puedan tener descendencia, máxime cuando ambas poblaciones tienen un antepasado común.

    - También están los paralelos etnográficos que hemos discutido otras veces, que nos dicen lo contrario de lo que se propone en el modelo, es decir que las sociedades de cazadores y recolectores tienden a evitarse.

    Pero todo es susceptible de ser interpretado en uno o en otro sentido; yo coincido contigo en lo subjetivo del estudio; pero es una interpretación más acertada que muchas posibles causas de extinción de los neandertales que se han propuesto.

    ResponderEliminar
  3. Sin querer entrar en debate muy profundo, lo que sí que me parece brutal es que los autores aún invoquen a Lagar Velho cuando ha sido descrito muy concluyentemente como un H. sapiens o humano anatómicamente moderno con el cráneo deformado por la propia presión de la tierra (post mortem).

    En general, es un estudio que podría tener sentido hace varios años pero que hoy día sólo subraya el estancamiento mental de los autores.

    ResponderEliminar

Por favor, se pide respeto en los comentarios hacia las opiniones de todos, sin caer en la xenofobia, el racismo o cualquier otra manifestación de intolerancia. Entre todos podemos construir, debatir y aprender desde el respeto mutuo. Gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...