Ir al contenido principal

TM 266-01-060-1–Toumai -

Su descubrimiento se realizó el 19 de julio de 2001 por el equipo dirigido por Alain Beauvilain en la región de Toros Menalla de la actual república de Chad, cerca del lugar donde en 1995 halló el Australopithecus bahrelghazali. Se descartó su vinculación con los simios, ya que sus rasgos no se corresponden con ningún simio anterior y si está mucho más cerca de los homininos.





Sahelanthropus Tchadensis, conocido como Toumai, que significa esperanza de vida, sería oficialmente el homínido más antiguo jamás hallado, con una antigüedad de entre 6,8 y 7,2 millones de años.

Se cree que vivió en zonas pantanosas. El cráneo, que tiene uno de sus lados aplastados, aúna características de simios y homínidos. Entre las primeras destaca la bóveda craneal; entre las segundas, la cara (con reducido prognatismo subnasal), los dientes (colmillos pequeños), y el arco superciliar.



Sus descubridores, un equipo internacional de investigadores encabezados por el paleoantropólogo francés Michel Brunet, de la universidad de Poitiers, siempre creyeron que este homínido podría ser el antepasado más antiguo de la familia humana, el iniciador de la familia homínida, aunque no descartaron al principio que la separación del tronco común se produjera antes de lo que indican los estudios moleculares. 

No presenta cresta craneal, su volumen cerebral es de 350 cm3. Tiene rostro alto y poco prognato, caninos relativamente pequeños, y ausencia de espacio entre los dientes. Podría ser el antecesor del Ardipithecus ramidus.


Fue bautizado coloquialmente entre los antropólogos como "Tumai" (aunque está difundida la grafía francesa "Toumaï"), palabra que en idioma kanuri significa esperanza de vivir, así son llamados en el Sahel los niños que nacen en la estación seca.

Comentarios

Quizás te interese

El origen de Homo sapiens y su expansión por el continente africano parte 1: El registro fósil y arqueológico.

Cazadores rápidos y precisos frente a cazadores por persistencia.

El sexo en la Edad de Piedra

Nueva hipótesis plantea que los Neandertales fueron víctimas de un Genocidio provocado por Homo Sapiens que les condujo a la extinción (desde el punto de vista de la competencia).