07 noviembre 2010

Se confirma que Sahelanthropus Tchadensis - Toumai - es el representante más antiguo de la familia de los Homínidos


Existía un intenso debate  para decidir cuál era el primero de los homínidos conocidos; se habían propuesto tres especies las cuáles tienen una antigüedad entre 7 y 5 millones de años: Sahelanthropus Tchadensis (7 mill.de años), Orrorin Tugenensis (6 mill.de años) y Ardipithecus ( 5 mill. de años).

La especie mejor situada era Ardipithecus, que podría ser el ancestro de Australopithecus Anamensis, cuyo hábitat era el bosque y no ecosistemas abiertos o de sabana como se venía afirmando hasta ahora.

Ahora se confirma que Toumai es el iniciador de la familia de los homínidos.

Un nuevo estudio publicado en la revista Systematic Biology  vuelve a poner sobre la mesa la validez de la llamada Tesis del Reloj Molecular, que propusieron Wilson Y Sarich en la década de los 80, y que estaba basada en el principio de que cuando dos especies se separan de un tronco común se aprecia en sus proteínas y en su ADN una diferenciación que es progresiva y regular, por lo que a mayor separación en el ADN y en las proteínas, más tiempo hace de la separación del tronco común. Según esta teoría, los chimpancés y los homínidos se separaron de un tronco común hace entre 7 y 5 millones de años.


Sahelanthropus Tchadensis, conocido como Toumai, que significa esperanza de vida, sería oficialmente el homínido más antiguo jamás hallado, con un a antiguedad de entre 6,8 y 7,2 millones de años.

Se cree que vivió en zonas pantanosas. El cráneo, que tiene uno de sus lados aplastados, aúna características de simios y homínidos. Entre las primeras destaca la bóveda craneal; entre las segundas, la cara (con reducido prognatismo subnasal), los dientes (colmillos pequeños), y el arco superciliar. Sus descubridores, un equipo internacional de investigadores encabezados por el paleoantropólogo francés Michel Brunet, de la universidad de Poitiers, siempre creyeron que este homínido podría ser el antepasado más antiguo de la familia humana, el iniciador de la familia homínida, aunque no descartaron al principio que la separación del tronco común se produjera antes de lo que indican los estudios moleculares.  No presenta cresta craneal, su volumen cerebral es de 350 cm3. Tiene rostro alto y poco prognato, caninos relativamente pequeños, y ausencia de espacio entre los dientes. Podría ser el antecesor del Ardipithecus ramidus.

Tras este pequeño resúmen,vamos con la noticia que publica el diario El País:

La separación entre los humanos y los chimpancés, sus parientes más cercanos, durante la evolución pudo ocurrir mucho antes de lo que sostiene la hipótesis más aceptada por los paleontólogos. Habría sido hace ocho millones de años en vez de hace entre cinco y seis millones de años, según un nuevo modelo estadístico realizado en el Museo Field de Chicago.



En colaboración con matemáticos, antropólogos y biólogos moleculares, el especialista Robert Martin intenta desde hace tiempo integrar la información sobre la evolución derivada del material genético de diversas especies con el registro fósil para conseguir un panorama más completo.
Al comparar el ADN de animales relacionados entre sí se puede llegar a comprender la evolución en el tiempo de los genes comunes, que dan lugar a nuevas y diferentes especies, señala Martin. Sin embargo, esta información molecular no proporciona un calendario que muestre cuándo se produjo la divergencia genética.
Las pruebas fósiles son la única fuente directa de información sobre las especies extinguidas hace mucho tiempo y su evolución, pero existen grandes vacíos en el registro fósil que dificultan la interpretación de esta información. Desde hace una generación, los paleontólogos han estimado que los orígenes humanos están entre hace cinco y seis millones de años, pero la base fósil de esta estimación es muy poco sólida. Si se tienen en cuenta todas las especies de primates actuales, todos los primates fósiles y las pruebas de ADN, los modelos informáticos sugieren una fecha más lejana. 
El nuevo análisis publicado en la revista Systematic Biology rellena los vacíos estadísticamente, como se hace en otras áreas científicas y económicas. Esta estimación está en consonancia con algunos estudios genéticos de esta década que, sin embargo, sugieren un largo periodo de hibridación entre ancestros humanos y ancestros de chimpancés.
Un ejemplo de datos a interpretar son los que proporciona un cráneo fósil descubierto hace unos años en Chad. Bautizado como Toumaï y como el nombre científico de Sahelanthropus tchadensis, este fósil provocó un gran interés porque tiene muchas características humanas. Sin embargo, como su antigüedad es de unos siete millones de años, su clasificación sigue sin establecerse. Con la nueva estimación, entraría en el periodo posterior a la divergencia entre humanos y chimpancés.
El equipo de Martin ya realizó un trabajo anterior, publicado en Nature en 2002, que sugería que el antepasado común más antiguo de todos los primates actuales vivió hace 85 millones de años, es decir antes de la extinción de los dinosaurios.
Fuente:
elpais.es

4 comentarios:

  1. Estimado David. Muy bueno el blog. Te quiero consultar: Existe un video (MALATERRE, Jacques: La Odisea de la especie. 1: Orrorin y Tumai) donde afirman que Orrorin y Tumai fueron dos líneas diferentes surgidas en África, y que alguna vez se encontraron... ¿sabés algo al respecto? Tiene algún fundamento esa otra teoría? Un abrazo https://www.facebook.com/juan.c.paradiso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan..investigando sobre la aparición del hombre encontré el video en cuestión, y tuve la misma duda que vos...incluso en una pág dicen que Orrorin es descendiente de Tumai y además luego de la narración termina en el mismo video. No queda muy claro, pero entre esos dos simios está la verdad...por ahora. Te dejo el link: https://prezi.com/z0y-slditlik/orrorin-y-tumai/
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Juan,

    Bueno,no creo que sean excluyentes la una de la otra; realmente todo son hipótesis que son muy difíciles de demostrar. A lo largo de la historia evolutiva de los homínidos primero, y del género homo, han convivido en espacio y tiempo distintas especies, por lo que no sería nada extraordinario que Orrorin y Toumai hubieran coexistido.

    Un saludo y gracias!!

    ResponderEliminar
  3. Hola David. En primer lugar deseo felicitarte por tu blog, que nos interesa bastante a los que estamos interesados en el origen del hombre. Tengo unas cuantas preguntas: finalmente, ¿Toumai era bípedo?, ¿qué opinan al respecto la mayoría de los paleoantropologos?, ¿se han encontrado más ejemplares de esta especie? De los otros dos candidatos, al parecer Orrorin y Ardi sí eran bípedos, aunque con algunas limitaciones. Gracias.

    ResponderEliminar

Por favor, se pide respeto en los comentarios hacia las opiniones de todos, sin caer en la xenofobia, el racismo o cualquier otra manifestación de intolerancia. Entre todos podemos construir, debatir y aprender desde el respeto mutuo. Gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...