25 noviembre 2010

El papel de los Neandertales en las fases iniciales del Paleolítico Superior Parte I

El cuadro cultural en Europa en las fases iniciales del paleolítico superior es mucho más complejo de lo que en principio pueda pensarse. Parte de esta complejidad puede deberse a la variabilidad que había presentado la cultura musteriense en las diferentes zonas del continente europeo.

En este contexto, podemos diferenciar varias industrias de transición del paleolítico medio al superior en el continente europeo bajo la denominación de zeletiense, uluzziense o chatelperroniense.

De todas ellas, la que más discusión ha generado ha sido el Chatelperroniense, para la cual podemos adjuntar a un tipo humano: el hombre de neandertal.

El origen de la industria chatelperroniense ha generado grandes debates porque hay dos cuestiones de gran importancia íntimamente relacionadas con esta técnica:

1. la complejidad de las poblaciones neandertales
2. la coexistencia en el espacio y en el tiempo de neandertales y sapiens (fenómenos de aculturación).
El cuadro cultural se completa con la aparición de la cultura auriñaciense, tecnología más avanzada, y con la pervivencia en algunas zonas del musteriense.
Una vez tenemos el cuadro de las diferentes culturas o tecnologías documentadas en Europa a comienzos del paleolítico superior, surge una pregunta obligada, ¿a qué tipo humano asociamos cada cultura?.

De momento, la única asociación que podemos hacer es la del chatelperroniense con el hombre de neandertal, a pesar de que recientes dataciones en la Gruta del Reno ponen en tela de juicio la autoría de los neandertales de esta técnica. Podemos ver una crítica muy buena a estas últimas dataciones en el blog de Millán Mozota.

Lo que sí parece bastante claro es que los hombres modernos son los reponsables de las fases más avanzadas del auriñaciense, aunque esto no quiere decir que tengan que serlo de sus momentos iniciales. A partir de este momento sólo se documentan en Europa humanos de aspecto moderno, lo que ha hecho que la mayoría de los investigadores asuman que el homo sapiens es el autor de todas las tecnologías del paleolítico superior, con la excepción de las industrias de transición antes mencionadas, las cuales hunden sus raíces en el sustrato musteriense y al menos en el caso del chatelperroniense asociados a restos fósiles de neandertales.

Así, tenemos restos fósiles de nandertales asociados a Chatelperroniense, y por otro lado la práctica común de muchos investigadores de asociar tecnología avanzada a Homo Sapiens a pesar de no haber encontrado fósiles asociados.

Vamos  a ver las conclusiones que se pueden sacar de las dataciones:

La datación más antigua conocida para el chatelperroniense la tenemos en Renne-Arcy, con unos 45.000 años.

Los yacimientos chatelperronienses de la cornisa cantábrica en la península ibérica se mueven en fechas entre los 36000 y 30000 BP; las cronologías del chatelperroniense cantábrico son más tardías que las francesas.

Área de expansión del Chatelperroniense, con sus principales yacimientos (Pelegrin y Soressi, 2007).

* Los yacimientos con adornos (subrayados en rojo) sólo se encontraron en seis lugares (Cauna de Belvis, Châtelperron, Grotte du Renne, Roc de Combe, Roche-au-Loup y Roche de Quinçay) (D´Errico et al., 1998).


* Los yacimientos con tecnología ósea (subrayados en azul. Sólo en Francia) se limitan a siete yacimientos en Francia: Brassempouy, Châtelperron, Grotte du Renne, Laussel, Roc-de-Combe, Roche-au-Loup y Trou de la Chèvre (D´Errico et al., 1998). Dos en España: Labeko Koba (Arrizabalaga y Altuna, 2000) y posiblemente La Güelga (Menéndez et al., 2005).

Por otro lado, los complejos auriñacienses, asociados a la llegada de los humanos modernos a Europa, aparecen documentados con fechas en torno a los 40.000 años; estas fechas han sido obtenidas en varios yacimientos tanto de Europa oriental (Bacho Kiro, Tennata, Istallösko) como de la península ibérica (El Castillo, L´Arbreda o Reclau Viver) y Europa central (Geisenklösterle).



En base a las dataciones de los complejos que hemos visto, hay una división de opiniones:

Algunos investigadores, la mayoría, piensan que la aparición de estas nuevas poblaciones portadoras de la cultura auriñaciense provocaría el desplazamiento de las poblaciones neandertales o fenómenos de aculturación que serían el orígen de los complejos de transición como el chatelperroniense. Con esta postura estamos asumiendo una coexistencia en el espacio y en el tiempo, además de una convivencia, entre poblaciones neandertales y sapiens, que en el caso de la península ibérica llegaría a ser de más de 10.000 años si aceptamos las fechas del auriñaciense de El Castillo o L´Arbreda, y las de los últimos neandertales de El Esquilleu o Gibraltar.

Para complicar más el tema, en la península ibérica las dataciones confirman la coexistencia de cultura musteriense, chatelperroniense y auriñaciense, circunstancia que, dando por válida esta primera teoría de la aculturación, reforzaría a los defensores de la misma, ya que convivían sapiens con cultura auriñaciense, neandertales que han entrado en contacto con sapiens y han absorbido parte de su cultura dando origen al chatelperroniense, y por último grupos de neandertales que permanecen aislados y mantienen su cultura musteriense.

La postura contaria la defienden autores como Zilhao o D´Errico, entre otros; han cuestionado la hipótesis de la aculturación e insisten en el papel de los neandertales en la aparición del paleolítico superior europeo; ponen en duda las dataciones en torno a los 40.000 años de algunos yacimientos auriñacienses y sostienen que la aparición del chatelperroniense es anterior, y que por lo tanto no pudo ser influenciado por el auriñaciense. También destacan la originalidad del chatelperroniense, que no parece ser una copia del auriñaciense.
Otros investigadores como Victoria Cabrera Valdés llegaron a sugerir en el año 2001 la responsabilidad de los neandertales en la aparición del auriñaciense a raíz de la continuidad cultural observada entre el paleolítico medio y el superior  en la cueva de El Castillo. La misma Victoria Cabrera, junto con Federico Bernaldo de Quiros y otros, firmaron un artículo en el año 2006 " A Cantabrian Perspective on Late Neanderthals", en el que rechazan una introducción "relámpago" de poblaciones sapiens que provocan una ruptura cultural al traer consigo una tecnología más avanzada. Exponen que el neandertal ya conocía el comportamiento moderno antes de contactar con sapiens, y que no había diferencias culturales extremas entre unos y otros. En base a todo esto concluyen que neandertales y sapiens interactuaron pacíficamente e intercambiaron conocimientos, y que para poder distinguir la cultura material de estas poblaciones se deben asociar los restos arqueológicos a restos fósiles humanos. Insisten en que la desaparición del registro fósil de los neandertales debe obedecer a causas biológicas y no culturales.

Lo cierto es que las poblaciones en los inicios del auriñaciense son mal conocidas debido a que rara vez aparecen restos humanos asociados a este momento. De hecho, en el yacimiento croata de Vindija se ha propuesto la asociación entre restos neandertales y conjuntos líticos típicos del auriñaciense incial ( KARAVENIC ET AL. 1998), con lo que ya tendríamos otro investigador que se sitúa en la misma línea de opinión que Victoria Cabrera.

Para enredar más la cuestión, algunos fósiles tradicionalmente considerados emblema de la sociación sapiens-auriñaciense, como los de Vogelherd, han resultado ser intrusiones datadas en la prehistoria reciente ( Conard et al. 2004).

Pero del mismo modo, recientes estudios ponen en duda que los neandertales realizaran el chatelperroniense.

Queda mucho camino por recorrer...y que aparezcan restos fósiles asociados a estas industrias.

Fuentes:

- El Chatelperroniense en la región Cantábrica: estado de la cuestión": Munibe nº 60 35-50 María de Andrés Herrero.

- Homínidos: Las Primeras ocupaciones de los continentes, cap 4: La llegada del Homo Sapeins: aparición y consolidación de nuevos procesos culturales.
- Las Comunidades del Paleolítico Superior , Ignacio Marqués - Universidad de Málaga

- Página Web Mundo Neandertal : Neandertales y Sapiens interactuaron en paz.


- Arqueología Cognitiva El Simbolismo en el chatelperroniense



2 comentarios:

  1. Hola. Felicidades por el post, me gusta mucho la redacción del mismo, y como explicas los principales modelos.
    Una cosilla: creo que debe haber una errata en esta frase "que abarcaría desde los 48.000 años antes del presente a los 34000 años" Las fechas no me cuadran, en particular la primera.
    Animo con el blog!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Millán!! He retomado el acercamiento a la prehistoria tras muchos años...

    Había tomado las fechas de Munibe nº60,la primera de las referencias que pongo, pero veo que no parecen correctas. Agradezco mucho tu corrección, de momento he suprimido la frase en espera de tener un poquito más de tiempo para revisarla y actualizar...tengo ordenador roto y ando en los ciber cuando tengo algo de tiempo.

    Es un placer que hayas comentado la entrada y me da muchos ánimos para seguir aprendiendo y creciendo en esta materia!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Por favor, se pide respeto en los comentarios hacia las opiniones de todos, sin caer en la xenofobia, el racismo o cualquier otra manifestación de intolerancia. Entre todos podemos construir, debatir y aprender desde el respeto mutuo. Gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...